NASSAU, Bahamas (AP) — El huracán Dorian dejó a su paso enormes inundaciones en las Bahamas el lunes, después de azotar al archipiélago con tanta agua que las autoridades exhortaron a la población a hacerse de dispositivos de flotación y de martillos en caso de que sea necesario romper sus áticos para escapar de las crecidas. Por lo menos 5 decesos se han atribuido a la tormenta.

“Estamos en medio de una tragedia histórica”, declaró el primer ministro Hubert Minnis, quien señaló que los decesos fueron reportados en las Islas Ábaco.

La tormenta de categoría 4 se mantuvo casi estática mientras despedazaba techos, volcaba vehículos y obligaba incluso a las cuadrillas de rescate a refugiarse mientras pasaba el temporal.

Las autoridades señalaron que recibieron un “tremendo” número de llamadas de personas dentro de casas inundadas. Una estación de radio recibió más de 2.000 mensajes solicitando ayuda, incluyendo reportes de un bebé de cinco meses de edad sobre un techo y una abuela y seis nietos que abrieron un hoyo en su techo para escapar del creciente nivel del agua. Otros reportes incluían a un grupo de ocho niños y cinco adultos varados en una autopista, así como dos albergues inundados.

Los meteorólogos advirtieron que Dorian podría generar una marejada ciclónica de hasta 7 metros (23 pies) de altura.

El jefe de policía Samuel Butler exhortó a la población a mantener la calma y compartir sus coordenadas de GPS, pero indicó que las cuadrillas de rescate tenían que esperar hasta que mejoraran las condiciones meteorológicas.

“Simplemente no podemos llegar a ustedes”, dijo a la estación radiofónica ZNS.

En tanto, en Estados Unidos el Centro Nacional de Huracanes extendió los avisos preventivos a todas las costas de Florida y Georgia. Los meteorólogos pronostican que Dorian se mantenga en paralelo al litoral, pero uno de ellos, Daniel Brown, advirtió que “tan sólo una pequeña desviación” podría ser suficiente para que el huracán se dirija a tierra.

A las 5 de la tarde (hora del este de Estados Unidos), la velocidad de los vientos máximos sostenidos de la tormenta se redujo ligeramente a 230 kilómetros por hora (145 mph). El vórtice pasaba lentamente sobre Gran Bahama a 2 km/h (1 mph) y luego se mantuvo estacionario.

En el Pacífico, el huracán Juliette se formó la tarde del lunes lejos de las costas de México y los meteorólogos señalaron que es poco probable que represente amenaza para tierra firme.

La tormenta tenía vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora (80 mph). Su vórtice se ubica unos 725 kilómetros (450 millas) al sur-suroeste del extremo de la Península de Baja California y se mueve rumbo al noroeste a 17 km/h (10 mph).

El Centro Nacional de Huracanes indicó que se prevé que Juliette mantenga rumbo noroeste durante la semana y se mueva prácticamente en paralelo a la costa mexicana del Pacífico lejos de tierra.