Según el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, por sus siglas en inglés), el centro de Dorian, una debilitada tormenta tropical, cruzará la isla en la tarde del miércoles, luego de que experimentara un desplazamiento hacia el norte en su trayectoria.

Ahora, de acuerdo con los pronósticos, la mayor parte de República Dominicana escapará de la zona de vientos más fuertes del sistema, aunque el ojo de la tormenta pasará en diagonal sobre Puerto Rico, que fue devastada en 2017 por el huracán María. A las 21:00 UTC de este martes, Dorian tenía vientos máximos sostenidos de 83 kilómetros por hora y una presión central de 1005 hectopascales y, aunque es posible que se intensifique antes de tocar tierra, los expertos coinciden en que es un sistema débil y desorganizado.

Sin embargo, la isla decretó desde el lunes estado de emergencia y los estantes de muchas tiendas se quedaron vacíos luego de que la población se volcara a la calles en busca de provisiones para la tormenta.

Este martes, fue el propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien aprobó una declaración de emergencia para la isla y autorizó al Departamento de Seguridad Nacional y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias a coordinar los esfuerzos para hacer frente al paso de Dorian.

Después de pasar Puerto Rico, se espera que la tormenta llegue al noreste de República Dominicana el miércoles por la noche y luego a Bahamas y Turcas y Caicos el jueves y viernes.

En Dominicana, las autoridades emitieron este martes una alerta de huracán en el este del país y, de acuerdo con el CNH, la alerta de huracán se mantiene para la zona comprendida entre isla Saona hasta Samaná, un territorio que comprende Punta Cana, el principal complejo turístico del país.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) de Dominicana, por su parte, también emitió una alertas de vientos de tormenta tropical entre Samaná y Puerto Plata (norte) y entre la isla de Saona y Punta Palenque, en la provincia de San Cristóbal, en el suroeste de Santo Domingo.

Estado de emergenciaGobernadora de Puerto Rico Wanda Vazquez

La gobernadora de la isla, Wanda Vázquez, firmó este lunes una orden ejecutiva en la que declaró estado de emergencia ante la previsión que indica que Dorian pueda convertirse en huracán de categoría 1 antes de llegar a la isla.

Las autoridades puertorriqueñas comenzaron a acondicionar 360 refugios con capacidad para albergar a 48.500 personas. Sin embargo, exhortaron a la población a acondicionar sus casas y tomar precauciones para evitar que el paso de la tormenta cause grandes estragos a su paso.

Trump, quien recibió numerosas críticas por la falta de apoyo de su gobierno a Puerto Rico (un estado libre asociado de la Unión) aprobó en la noche del martes una declaración de emergencia para la isla y ordenó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias «proveer de la asistencia adecuada para (tomar) las medidas de emergencia necesarias».

Antes, el mandatario había escrito en Twitter que otra «gran tormenta» se dirigía a la isla y recordó que el Congreso aprobó US$92.000 millones el año pasado en concepto de ayuda.

Vázquez, por su parte, pidió tranquilidad a la población y aseguro que el gobierno está mucho mejor preparado para afrontar un fenómeno como Dorian.

«Pido tranquilidad y que la gente ejecute sus planes de emergencia particulares como los están haciendo las agencias gubernamentales», subrayó.