EL PASO, EEUU (Reuters) – Un hombre armado con un rifle mató el sábado a 20 personas en un supermercado Walmart de El Paso, Texas, antes de ser arrestado después de que los aterrados clientes huyeron presos del pánico en el último tiroteo masivo que sufre Estados Unidos.

Image result for shooter of el paso patrick crusius

Policías entrevistan a testigos tras tiroteo mortal en un supermercado Walmart junto a un centro comercial en El Paso, Texas, EEUU.

Muchos de los que fueron sorprendidos en el tiroteo estaban comprando artículos para la vuelta al colegio de los niños.

Al anunciar la cifra de muertos en una rueda de prensa, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que fue “uno de los días con más muertes en la historia de Texas”.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y su canciller dijeron que entre los asesinados había tres mexicanos y otros seis entre los heridos. “Mis condolencias, (…) es muy lamentable este hecho. Conozco El Paso, Texas, sé que es un lugar muy pacífico”, dijo el mandatario en un mensaje en redes sociales.

Fue el octavo ataque de un tirador más letal en la historia moderna de Estados Unidos, detrás de la balacera en San Ysidro que cobró la vida de 21 personas en 1984.

El sospechoso fue identificado como un hombre blanco de 21 años de Allen, Texas, un suburbio de la ciudad de Texas a unos 1.046 kilómetros al este de El Paso.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, cuando se le preguntó sobre publicaciones perturbadoras en redes sociales aparentemente hechas por el sospechoso en una entrevista con CNN dijo que no le sorprendería en absoluto.

“Creo que esas (publicaciones) pueden arrojar una luz sobre por qué lo hizo”, dijo Paxton. “Todavía lo están entrevistando”.