La gobernación de Ricardo Rosselló Nevares en Puerto Rico fue breve y llena de controversias. Luego de un levantamiento ciudadano, ha anunciado su salida de la mansión ejecutiva, dejando al mando a la Secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Antonio Rosselló Nevares, solo alcanzó a gobernar dos años y medio porque la revelación de un chat de Telegram, con sus colaboradores más cercanos, develó la posible comisión de delitos de depravación, malversación de fondos públicos, negligencia en el cumplimiento del deber y aprovechamiento ilícito de trabajos o servicios públicos. Y este miércoles el primer ejecutivo renunció.

La publicación del contenido del chat desató la indignación de miles de personas que desde hace más de una semana se han manifestado diariamente de forma masiva, exigiendo su renuncia. Las manifestaciones multitudinarias han tenido resonancia internacional, incluso han protestado los boricuas desde la diáspora.

“Estaba dispuesto a enfrentar cualquier reto teniendo el pleno entendimiento que prevalecería ante cualquier imputación. Hoy siento que continuar en esta posición representa una dificultad para que el éxito alcanzado perdure. Luego de escuchar el reclamo, hablar con mi familia, pensar en mis hijos, y en oración, he tomado la siguiente decisión: con desprendimiento hoy les anuncio que estaré renunciando al puesto de gobernador efectivo el viernes, 2 de agosto a las 5:00 de la tarde”, dijo el Gobernador en expresiones vía Facebook al filo de la medianoche de este miércoles. En las afueras de La Fortaleza, miles de ciudadanos cantaban consignas como “¡Ricky, puñeta, el pueblo se respeta!”.

La secretaria del Departamento de Justicia, Wanda Vázquez Garced, de 59 años, quedó al mando de las riendas del país en un proceso que según Rosselló Nevares será una “transición ordenada”. Es la segunda en la línea de sucesión, dado que el primero hubiera sido el Secretario de Estado Luis Rivera Marín, quien renunció hace 11 días. Rivera Marín es uno de los participantes del chat

La publicación el mismo miércoles en la tarde de un informe sobre el chat encomendado por la Cámara de Representantes a tres juristas,  indicaba que habría base para un juicio político, o residenciamiento, por al menos cinco posibles delitos.

El escándalo

El programa La Comay, las redes sociales, Noticel y Metro reseñaron 11 páginas del chat el 9 de julio, luego Sandra Rodríguez Cotto hizo lo propio en su blog al publicar otros extractos el 10 de julio y 11 de julio. El jueves, 11 de julio comenzaron las manifestaciones exigiendo la renuncia del gobernador Rosselló Nevares, que ese día llegó de unas vacaciones en Europa y dio una conferencia de prensa para pedir disculpas por el contenido de las páginas del chat hasta entonces reveladas.

El Centro de Periodismo Investigativo (CPI) reveló las 889 páginas del chat el 13 de julio, y señaló en su reportaje que los funcionarios realizaban trabajo político partidista en horas laborables y utilizando recursos públicos desde un chat de Telegram, donde el grupo, entre otras cosas, orquestaba cómo manejar la narrativa política a través de las redes sociales y medios de comunicación del país.

Cuatro días después, una marcha autoconvocada por los manifestantes llenó las calles del Viejo San Juan con un estimado de más de 250,000 personas exigiendo la renuncia del Primer Mandatario. Ese mismo día en la tarde el CPI publicó una historia donde se expuso un esquema de corrupción liderado por contratistas, asesores de comunicación, y el cabildero y amigo íntimo del Gobernador, Elías Sánchez Sifonte.

Las marchas fueron incrementando en intensidad y participación, así como en ingenio. Unas fueron en San Juan, pero también en muchos pueblos de la isla, en los que hubo piquetes y hasta cacerolazos. Algunas protestas fueron convocadas por mujeres, artistas y motociclistas, y otras por caballistas, yoguis o sindicatos. La juventud fue la protagonista de las jornadas.

Las promesas

Rosselló Nevares llegó a La Fortaleza con promesas de un “nuevo gobierno”, transparente, eficiente, abierto, cooperador con la Junta de Control Fiscal impuesta por el gobierno federal, y con la consigna de pagar la deuda pública. Se proyectó como un candidato estructurado, incluso con un Plan para Puerto Rico como plataforma, que incluía darle prioridad a lograr la estadidad para Puerto Rico. Llegó con la idea de un gobierno donde las decisiones de política pública estuvieran basadas en datos y evidencia.

Pero, su administración se destacó más bien por una reforma laboral que eliminó derechos de los trabajadores, el cierre de escuelas y el apoyo a las medidas de austeridad de la Junta, mientras reclutó a jefes de agencia con sueldos altísimos nunca antes vistos en Puerto Rico.

La gobernación de Rosselló fue marcada por el paso del huracán María, que destruyó la infraestructura del país y su sistema eléctrico, con más de 75,000 viviendas en que fueron destruidas en su totalidad y otras 335,000 que sufrieron daños. El mal manejo de la emergencia provocó que el desastre fuera mayor, lo que se evidenció en el colapso del sistema de salud y hospitales, y el problema para manejar los muertos tras el huracán, un error que el gobernador tuvo que admitir públicamente.

La renuncia de funcionarios en la administración Rosselló se convirtió en rutina hasta llegar a más de 50 renuncias al final de su breve mandato. Las acusaciones a funcionarios de su gabinete en el plano político y judicial también fueron costumbre, desde el escándalo del Whatsapp, que involucró a altos funcionarios del gobierno y provocó la renuncia del presidente de la Comisión Estatal de Elecciones, Rafael Ramos Sáenz, hasta los cargos federales contra su polémica secretaria de Educación, Julia Keleher, y la directora de la Administración de Servicios de Salud, Angie Ávila.

En el aspecto económico, se destacó realizando convenciones y eventos donde se promovía a Puerto Rico como un destino que ofrece beneficios extraordinarios para inversionistas extranjeros. Rosselló Nevares defendió y mantuvo el mantengo corporativo a semilleras multinacionales como Monsanto y promovió la ley de Zonas de Oportunidad que reduce el pago de contribuciones a inversionistas. Su administración se destacó por la cantidad de exenciones contributivas otorgadas. El exgobernador y los miembros de su equipo económico nunca pudieron sustentar que estas políticas serían beneficiosas para la mayoría de la población.

Otro de los sellos de su gestión fue la consolidación y eliminación de agencias de gobierno, bajo el supuesto de que era necesaria una reducción de gastos y de empleados públicos, pero ni las consolidaciones ni su programa bandera de Empleador único tuvieron los resultados esperados.

La promesa de transparencia tampoco se cumplió: los reclamos de falta de acceso a la información llevaron a la administración Rosselló casi una decena de veces a los tribunales.

Sus orígenes

Ricardo Antonio Rosselló Nevares nació en San Juan el 7 de marzo del 1979. Es el menor de tres hijos de Irma Margarita “Maga” Nevares Padilla y el doctor Pedro Juan Rosselló González, quien fue gobernador de Puerto Rico de 1993 al 2001. Sus hermanos son Juan Oscar (1971) y Luis Roberto (1973).

Rosselló Nevares llegó a la Fortaleza con 14 años y allí transcurrió su adolescencia mientras estudiaba en el Colegio Marista de Guaynabo. Allí fundó y presidió JUMA (Juventud Marista), una organización estudiantil del colegio.

En Marista también estudiaron el exgobernador Luis G. Fortuño Burset y el excomisionado residente Pedro R. Pierluisi Urrutia, así como otros allegados a su administración, Alfonso Orona Amilivia, su principal asesor legal hasta hace unos meses, y Alberto Velázquez Piñol, el cabildero de la empresa BDO recientemente acusado por las autoridades federales de orquestar tres esquemas de fraude en el Departamento de Educación y en la Administración de Servicios de Salud.

Al salir de escuela superior en 1997, Rosselló Nevares estudió en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde se graduó de ingeniería química, ingeniería biomédica y economía. Según su biografía oficial, obtuvo el grado de doctor en ingeniería biomédica de la Universidad de Michigan en el 2007. Y trabajó como asistente postdoctoral en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte.

Su carta laboral y política

Su inicio en la política fue con Boricua, ¡Ahora Es!, un movimiento que se autodenominó “no partidista”, para promover la discusión crítica sobre el estatus político de Puerto Rico.

Ya antes se le había visto de forma activa en las campañas políticas de su padre. Y, aunque Boricua, ¡Ahora Es! se lanzó en abril del 2012, su compañera Beatriz Isabel Areizaga García comentó en una entrevista televisiva que ya “ella iba viendo cómo esto sucedía (su interés como candidato a gobernador del Partido Nuevo Progresista)” desde antes.

“Yo veía que estaba viajando mucho a Puerto Rico, reuniéndose con muchos líderes, visitando toda la isla. Luego, viene Boricua, ¡Ahora Es!”, dijo Areizaga García, quien también estudió en Carolina del Norte.

Rosselló Nevares también tenía otros planes en el 2012: convertirse en catedrático auxiliar en el Recinto de Ciencias Médicas, de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Llevaba tres años trabajando con el Centro Médico de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte y deseaba continuar en la isla el desarrollo de terapias con células madre para tratar enfermedades cardíacas, la diabetes y el cáncer.

Fue un nombramiento que desató controversia, por el “manto de secretividad” que matizó   el proceso y porque muchos profesores que trabajan allí por contrato llevaban años esperando por plazas.

“Yo presenté todos los documentos que se me pidieron. Le pido que vean mi curriculum vitae, que vean mi desempeño y que me evalúen a base a criterios académicos y de mérito”, dijo Rosselló Nevares al Centro de Periodismo Investigativo entonces.

La publicación de su libro “Un mejor Puerto Rico es posible” causó ronchas entre autores, ya que tuvo un trato preferencial de parte de la Editorial de la UPR. Varios autores expusieron que se había publicado de forma expedita sobre otros que esperaban por ser publicados. Igualmente, se denunció que el libro, que para muchos resaltaba las bondades de la estadidad, se publicó durante la veda electoral del 2012.

Como parte de las actividades de Boricua, ¡Ahora Es!, Rosselló Nevares llevó a cabo la actividad “La toma del Congreso” en 2013. Un grupo de puertorriqueños llegó hasta las oficinas de diferentes políticos en el Congreso, reclamando acción tras los resultados de la consulta sobre el estatus del año anterior. Un 54 por ciento votó en contra de la condición política territorial actual.

Ya sus aspiraciones a la gobernación estaban definidas. La carta de renuncia del ahora exsecretario a la Gobernación, Ricardo J. Llerandi Cruz, así lo confirmó el martes.

“Fue en la terraza de mi hogar en el 2013 donde le pregunté por qué aspirar en el 2016 a la gobernación y no a otra posición. Su contestación me convenció a apoyarlo y a caminar junto a usted: ‘porque no podemos esperar, no va a haber Puerto Rico que gobernar si no damos el paso ahora’”, lee la misiva.

Una primaria se avecinaba en el panorama. El excomisionado Pierluisi Urrutia sería su contrincante en la contienda por la candidatura para la gobernación del anexionista Partido Nuevo Progresista.

Rosselló Nevares no solo ganó la primaria de su partido, sino que venció a sus adversarios políticos David Bernier (Partido Popular Democrático), Alexandra Lúgaro (independiente), Manuel Cidre (independiente), María De Lourdes Santiago (Partido Independentista Puertorriqueño) y Rafael Bernabe (Partido del Pueblo Trabajador) en los comicios generales del 2016.

El 2 de enero del 2017, el doctor en bioingeniería y neurobiología, con 37 años, se convirtió en el duodécimo gobernador de Puerto Rico. Ganó con un 41.80 por ciento de los votos. Se le adjudicaron 660,510 votos a favor. En esa elección participó el 55.45 por ciento de los electores hábiles para votar.

Intentos de empresario

 En 2010, cofundó Beijing Prosperous Biopharm Co, una empresa “dedicada a desarrollar medicamentos en contra del cáncer y enfermedades del sistema nervioso central” y localizada en China.

Igualmente, lanzaría la herramienta bullitics.com a través de Auctoritas Labs, compañía que fundó para encuestar procesos eleccionarios. Rosselló escribió para Huffpost sobre estas iniciativas.

Su plataforma matrimonial

A su actual esposa Beatriz Isabel Areizaga García la conoció en Puerto Rico, pero la ceremonia de matrimonio se realizó en Luisiana. Se habían reencontrado en Carolina del Norte, pues Areizaga García estudiaba una maestría en política pública en la Universidad de Duke. “Yo fui a una conferencia de neurociencia y antes de comenzar la conferencia nos casamos”, dijo Rosselló Nevares. Fue una boda sin familiares ni amistades. Tras casi tres meses de noviazgo, contrajeron nupcias el 14 de octubre del 2012 en el resort Nottoway Plantation, una antigua plantación en la ciudad de Nueva Orleans. El calce del vídeo del día de su matrimonio ya destaca a Rosselló Nevares como una “celebridad en Puerto Rico” y “el más probable futuro gobernador”.

La preja tiene dos hijos: Claudia Beatriz, quien pronto cumplirá cinco años, y Pedro Javier, de un año y ocho meses.

Su primer matrimonio fue con Natasha Marie Cervi el 14 de junio del 2008 en Michigan. En menos de un año, la entonces esposa solicitó una anulación del matrimonio alegando que se había realizado con propósitos fraudulentos.

Según Cervi, récords de llamada telefónicas indicaban que Rosselló había tenido comunicación con una amante antes y después del matrimonio por un periodo significativo de tiempo. En la demanda de divorcio, se indicaba también que la intención de Rosselló con el matrimonio era un frente para “calmar a su familia” y adelantar su carrera política. En 2010, el matrimonio culminó con una sentencia de divorcio.

Uno de sus mentores y socio de negocios, Yosem Companys, dijo que ya cerca de 2011 “Rosselló Nevares estaba convencido de que podía ganar la gobernación en 2016 aunque no tuviera experiencia política previa”. Alega Companys que Rosselló Nevares le pidió que se juntaran para su incursión en la política, pero el mentor se enteró que Elías Sánchez Sifonte sería director de campaña y eso le convenció de no involucrarse. “Yo veía a Elías como una persona fake“. La idea, según Companys, era que Rosselló Nevares estaría dos términos en la gobernación y luego correría para presidente de Estados Unidos y de esa forma empujar y retar para conseguir la estadidad para Puerto Rico.

Rosselló Nevares, a sus 40 años, se convirtió en el primer gobernador electo por el pueblo de Puerto Rico en renunciar a su puesto.