Un terremoto de magnitud 7,1 sacudió la noche de este viernes la región sur de California, en el oeste de Estados Unidos.

Este sismo se registró tan solo un día después del de magnitud 6,4 en la escala de Richter que que afectó a la misma zona, en el valle Searles.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) ubicó el epicentro del sismo de este viernes cerca de Personville, a unos 200 km al noreste de la ciudad de Los Ángeles.

Usuarios de Twitter reportaron que el temblor se sintió con intensidad en Las Vegas, Nevada, así como en en la ciudad mexicana de Tijuana, en la frontera con Estados Unidos.

Las cámaras en el estadio de béisbol de Los Angeles Dodgers también se sacudieron mientras ocurría el temblor.