Caracas. Dos de los tres aviones de carga C-17 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos con ayuda humanitaria llegaron este sábado a la frontera de Venezuela con Colombia, en la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta procedente de una base en el estado de Florida. La ayuda se suma a las presiones de la oposición venezolana y varios países para que el presidente de VenezuelaNicolás Maduro, renuncie al poder.

El primer avión, partió de la base aérea de Homestead, en el sur de Miami, aterrizó en el aeropuerto Camilo Daza de Cúcuta a las 12.20 hora local (17.20 GMT) con suplementos nutricionales para cerca de 3.500 niños que sufren desnutrición y kits de higiene para al menos 25.000 personas más.

La segunda aeronave llegó casi dos horas después.

Según fuentes diplomáticas de Estados Unidos, en total tres aviones militares C-17 deben llegar a Cúcuta, principal paso fronterizo entre Colombia y Venezuela, donde se almacenan toneladas de asistencia humanitaria para ese país.

«Vuelos militares estadounidenses adicionales tendrán lugar en los próximos días para entregar asistencia humanitaria dirigida a ayudar a las poblaciones más vulnerables», afirmó la embajada de EE.UU. en Colombia en un comunicado.

La ayuda que traen los C-17 será recibida en el aeropuerto Camilo Daza por representantes del Departamento de Estado de Estados Unidos, de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), miembros del Gobierno colombiano y representantes del jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino del país en enero pasado.

El cargamento, con el que Estados Unidos y Colombia buscan paliar la crisis en Venezuela «causada por la mala gestión del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro», se suma a una primera ayuda que llegó a Cúcuta la semana pasada para atender a por lo menos 5.000 venezolanos.

«Adicionalmente, los paquetes médicos de emergencia que contienen suministros médicos y productos farmacéuticos que pueden salvar vidas para uso en hospitales y centros de salud comunitarios llegarán a principios de la próxima semana», agregó la información.

El presidente de Colombia, Iván Duque, que ha liderado junto a su homólogo estadounidense, Donald Trump, el cerco diplomático al régimen de Nicolás Maduro por considerarlo «ilegítimo», afirmó ayer en Nueva York que la llegada de estos aviones no es un «movimiento dudoso», sino la voluntad «clara» de ayudar a las necesidades de los venezolanos.

Estados Unidos y Colombia fueron los primeros países, a los que se sumó la mayoría de América y Europa, en reconocer a Guaidó como presidente interino después de que el líder opositor asumiera las competencias del Ejecutivo venezolano el pasado 23 de enero.

Cúcuta, junto a Curazao y el estado brasileño de Roraima, son los puntos de acopio de las ayudas humanitarias, cuyo ingreso a Venezuela se hará el próximo 23 de febrero, según anunció Guaidó el pasado martes.

No obstante, el Gobierno de Nicolás Maduro ha advertido en varias oportunidades que prohibirá el ingreso de la ayuda humanitaria e incluso bloqueó con una cisterna y contenedores el puente de Tienditas, por donde se prevé se haga el ingreso de la ayuda.

El viernes, Guaidó anunció en Twitter la creación en Miami de un nuevo centro de acopio de ayuda humanitaria.

La embajada de Estados Unidos señaló que Usaid «está preparando suministros adicionales de asistencia humanitaria en sus bodegas en Miami y Houston para ser distribuidos de inmediato en la región».

De igual forma, detalló que en los últimos dos años el Gobierno de EE.UU. ha destinado más de 140 millones de dólares «para apoyar a nuestros socios en el hemisferio y al pueblo de Venezuela«.