El alemán Matthias Krull se declaró este miércoles (22.08.2018) culpable de lavado de dinero en una corte de Miami como parte de una trama que blanqueó unos 1.200 millones de dólares desfalcados a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

El exejecutivo del Banco Suizo aceptó un cargo de “conspiración para cometer lavado de dinero” en una demanda que también involucra a los venezolanos Abraham Edgardo Ortega, exdirector ejecutivo de Finanzas de PDVSA; Carmelo Urdaneta, ex asesor legal del Ministerio de Petróleo y Minería de Venezuela; Francisco Convit Guruceaga y José Vicente Amparan Croquer.

Krull, de 44 años y quien residía en Panamá, será sentenciado el próximo 29 de octubre por la jueza Cecilia M. Altonaga, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Krull admitió que la conspiración comenzó en diciembre de 2014 con un plan diseñado para malversar alrededor de 600 millones de dólares de PDVSA obtenidos a través de sobornos y fraudes, y que él se unió en 2016.

El alemán fue arrestado en Miami en julio pasado, mientras que otro implicado, el colombiano Gustavo Adolfo Hernández Frier, fue detenido en Italia, donde hace frente a un proceso de extradición. El resto de los acusados no han sido arrestados. Según la demanda judicial, hacia mayo de 2015, la trama supuestamente dobló el monto del fraude a 1.200 millones de dólares desfalcados de la compañía.

La demanda también acusa al uruguayo Marcelo Federico Gutiérrez Acosta y Lara y al portugués Hugo Andre Ramalho Gois por su supuesta participación en el complot, que utilizaba propiedades inmobiliarias en Miami y planes complejos de inversiones para lograr sus objetivos.

Krull corroboró que en la trama están implicados responsables financieros, compañías inmobiliarias, bancos y casas de bolsa en EE.UU. y otras partes que operaban como una red profesional de lavado de dinero. (EFE)