Cientos de inmigrantes de Sur América llegaron hasta la frontera con estados unidos con Tijuana México en espera de poder cruzar la frontera. Fuerte vigilancia por parte de los agentes de la frontera incluyendo a los asignado miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos se encuentran vigilando el cruce marítimo entre la ciudad de Tijuana México con la ciudad de San Diego.

Hasta el momento no se han registrado incidentes algunos entre las autoridades y los inmigrantes así como con las autoridades de México.

Entre los migrantes hay niños y mujeres así como personas de la edad avanzada en una espera de un milagro que se le conceda el cruce ya que la mayoría tienen familiares en los distintos estados de Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses han amenazado con arrestar a quienes intenten cruzar la frontera de manera ilegal. Foto Getty Images

Por su parte el gobierno de Donald Trump ha dado órdenes específicas de vigilar muy bien a lo largo de la frontera en especial la zona del Mar Pacifico donde se cree que puede haber una invasión masiva por las playas entre Tijuana y San Diego.

La caravana de migrantes salió de los países de Centro América en Marzo de este año y a lo largo del camino varios resultaron muertos y otros con enfermedades debido al largo viaje donde muchos tuvieron que caminar y pernotar en campamentos improvisados en algunos poblados de México.

La mayoría de los viajeros explicaron que la razón por la que estos abandonaban a su país era por la violencia, el maltrato social, la falta de atenciones médicas y la pobreza extrema que existe en los países del Centroamérica.

A los caminantes hondureños en el camino se les unieron refugiados de El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

Todos ellos dicen haber sufrido amenazas de pandillas, violaciones, asesinatos de familiares o persecución política, por lo cual buscan asilo en otro país.

Personas en la frontera entre México y Estados UnidosDe lado de Estados Unidos había personas con mensajes de apoyo a los refugiados. Foto de Getty Images

La meta de muchos era llegar a México, pero otros intentarán pedir asilo en Estados Unidos.

Personas sobre la reja que marca la frontera entre México y Estados Unidos“Los migrantes no somos criminales, somos trabajadores internacionales”, cantaban desde ambos lados de la valla, que se interna en las aguas del Pacífico. Foto de Getty Images

De las 2.000 personas que comenzaron la marcha, unos 300 llegaron a la frontera, de los cuales entre 150 y 200 esperan hablar con las autoridades estadounidenses para solicitar el asilo.

Personas en la frontera entre México y Estados UnidosCinco parejas se casaron este domingo en la frontera, en medio de la llegada de los migrantes. Foto de Getty Images

La caravana puso en alertaal presidente Trump, quien ordenó desplegar la Guardia Nacional en la frontera para apoyar las misiones de seguridad fronteriza.

Personas sobre la reja que marca la frontera entre México y Estados UnidosLos integrantes de la caravana están acompañados de voluntarios que los ayudan y los asesoran. Foto de Getty Images

Los voluntarios que acompañan a los migrantes insisten en que es un derecho legal solicitar asilo en un puerto de entrada a Estados Unidos.

“Dejen de rechazar a los solicitantes de asilo, ¡no están violando la ley!“, exclamó Nicole Ramos, abogada de la organización Al otro lado, que ha ofrecido asesoría legal a los integrantes de la caravana.